Café
  • Mango Pampa - El Magnífico
  • Mango Pampa - El Magnífico

Mango Pampa

Nota de cata

Afrutado, chocolate y dulce.
Cuerpo pesado. Acidez integrada.

La Finca

Cualquier peruano se preguntaría si de verdad se cultiva café en la provincia de Huncayo y es que, este café del distrito de Santo Domingo de Acobamba se encuentra en un área remota de dicha provincia. Las llanuras desoladas de este distrito se convierten, a medida que recorres su paisaje, en colinas verdes y exuberantes donde el café crece bajo sombra en una altitud de 2.000 – 2.400 msnm aprox.

Este microlote es producido por  Marcos Orellana y su esposa Sara. Ellos viven en Satiago de Oropel, un pequeño pueblo del Valle del Paurán como la mayoría de los agricultores de la comunidad. Por otro lado, Marcos es uno de los 21 miembros de la asociación de Agricultores del Valle del Paurán (AAVAPA) fundada hace 4 años para enfocarse en mejorar la calidad de los cafés.

 

Beneficio

Las cerezas son cosechadas cada día en agosto de manera selectiva. Ese mismo día se pasa a la despulpadora y son seleccionadas por flote. Acto seguido se llevan a los tanques de fermentación durante unas 36 a 48horas, dependiendo del clima y las temperaturas.

 

Una vez retirado el mucílago, pasa por otros canales de lavado y finalmente, es secado al sol con su pergamino en los patios durante unos 15 a 20 días.

Origen

Perú es el octavo mayor productor de cafés del mundo, tiene muchas fincas entre 1.600 y 1.800msnm, y cuenta predominantemente con las variedades Typica y Bourbon.

 

Los datos históricos registran la llegada de  plantas de café a Lima en 1760 desde la ciudad de Guayaquil. El café encontró en los valles interandinos y selva alta de Perú un terreno propicio para florecer. La altitud, el calor y la suficiente humedad de estas zonas hicieron que a fines del siglo XVIII, el café se hubiera posicionado en la selva alta semitropical de Huanuco, Moyabamba, Cusco y Jaén, a fin de satisfacer el creciente mercado local.

 

Los cafés peruanos son cultivados muy alto en las montañas de los Andes. Esta excepcional altitud crea un café con una chispa efervescente brillante, dulzor suave y un agradable cuerpo medio. Perú es un origen excelente para cafés orgánicos, debido a la ardua labor de unos pocos exportadores/ importadores en conseguir que las fincas y beneficios lleguen a los estándares orgánicos.

 

Casi el 70% de la producción total de café en Perú proviene de la parte norte del país. Cajamarca y Chirinos son las dos áreas de extrema atención en cafés de comercio justo y programas de separación de microlotes.

 

Chanchamayo es una ciudad en la región de Junín en el centro de Perú. Es la capital del «Distrito de Chanchamayo», que se encuentra en la provincia de mismo nombre. Esta región está en la llamada ceja de la jungla, lo que significa que su geografía es una mezcla de montañas y jungla. El clima no es tan caluroso y húmedo como en la jungla y no es tan frío y seco como en las montañas.

 

Desde 2010, Perú es uno de los principales productores de café Arábica. A menudo ocupa el quinto lugar en la producción y exportación mundial de Arábica. La lejanía de los cafetales y el tamaño increíblemente pequeño de la finca promedio ha impedido en gran parte la diferenciación de cafés de origen (cafés de una sola finca) que ha permitido el desarrollo y la comercialización de microlotes en otras regiones de cultivo, pero como todo lo demás en cafés especialidad, esto está cambiando rápidamente. Las exuberantes tierras altas del país y las buenas variedades tradicionales ofrecen el potencial para que los productores superen los obstáculos de la infraestructura limitada y el acceso al mercado, y a medida que aumenta la producción, es más probable que veamos ese tipo de avances.

 

11 44 

Limpiar
Envío gratuito a partir de 40€ de compra