Café
Palo Blanco - El Magnífico

Palo Blanco

Certificación Orgánica

Nota de cata

Afrutado, dulce, fruto seco

Cuerpo redondo
Acidez integrada

La finca

El ingeniero Iván Ovalle dedica sus esfuerzos a la producción de café ecológico, de alta calidad. La finca tiene 60 hectáreas, 10 de las cuales están dedicadas a reservas forestales, mientras que las 50 hectáreas restantes están plantadas con cafetos. Además de cultivar las variedades Bourbon, Catuaí, Caturra y Pacamara también planta variedades menos comunes como SL28, Marsellesa y Parainema en las altitudes más altas.

Su café también es orgánico, lo que significa que se cultivó sin el uso de fertilizantes o pesticidas artificiales. Palo Blanco se dedica a proteger el medio ambiente de los efectos adversos del monocultivo del café. Ovalle dice que ha estado mejorando y refinando los métodos de procesamiento de Palo Blanco durante más de una década. Se ha centrado en reducir el uso de agua año tras año y en trabajar con varios programas de certificación para mejorar los impactos ambientales y sociales.

La agricultura orgánica también puede incluir un método de cultivo con enfoque ecológico que tiene como objetivo reducir la erosión, aumentar el riego y mejorar la salud general del suelo. Con la ayuda de una certificación orgánica, los productores reciben precios más altos y ellos, sus familias y los trabajadores no están expuestos a productos químicos peligrosos.

Beneficio

Iván es meticuloso acerca de enseñar a los trabajadores a escoger solo cerezas maduras en el momento exacto para ello,  ha utilizado análisis de grados Brix (contenido de azúcar) para encontrar el momento óptimo en el que se debe recolectar la cereza. Los trabajadores seleccionan la cereza de acuerdo con su capacitación.

Además de ser una finca orgánica, se utiliza un Ecopulper que minimiza el uso de agua durante el proceso de despulpado. Después de la pulpa, el pergamino y el mucílago restante se colocan en varios patios. La luz solar directa ayuda a acelerar la deshidratación del pergamino y el mucílago. Eliminar el exceso de humedad lo más rápido posible y voltear el pergamino de secado con frecuencia puede ayudar a prevenir defectos de secado como el fenol y el moho. El pergamino tarda hasta 12 días en secarse. El pergamino seco se embolsa y almacena en la finca de 30 a 45 días antes de ser transportado a un molino seco en Escuintla.

Origen

Mientras el café llegaba a Guatemala a fines del siglo XVIII, como ocurre con gran parte de las colonias de América Central y del Sur, su cultivo empezó a ganar fuerza en la década de 1860, con la llegada de inmigrantes europeos alentados por el gobierno guatemalteco a establecer plantaciones.

 

Las semillas y los esquejes de café se distribuyeron como un estímulo, ya que la principal cosecha de exportación del país (índigo) había fracasado recientemente, dejando a la población algo desesperada para encontrar un reemplazo agrícola. A fines del siglo XIX, Guatemala exportaba más de 140 toneladas de café al año. Hasta 2011, se encontraba entre los cinco mayores productores de café del mundo, aunque en los últimos años ha sido superado por Honduras.

 

Un gran porcentaje de la población de Guatemala, y por lo tanto también el sector cafetero, se identifica con uno de los más de 20 grupos indígenas reconocidos oficialmente y la mayoría de los agricultores son pequeños caficultores que trabajan independientemente entre sí, o formalmente afiliados en asociaciones cooperativas.

 

En 1960, los cafetaleros desarrollaron su propio sindicato, que desde entonces se ha convertido en el instituto nacional de café Anacafé (Asociación Nacional del Café), un centro de investigación, agente de mercadeo y organización financiera que ofrece préstamos y ofrece apoyo a los productores de las distintas regiones.

 

14,85 59,40 

Limpiar
Envío gratuito a partir de 40€ de compra